Gestión de Instalaciones y Proyectos para la coordinación de tareas y operarios, y/o el control de costes.

Una metodología para la Gestión de Instalaciones y Proyectos aporta beneficios importantes a las organizaciones, ya que permite coordinar y racionalizar las actividades de desarrollo a la vez que mejora la comunicación entre los miembros de su equipo. Información que, debido a su gran importancia, debe ser accesible desde la práctica totalidad de los módulos de la Aplicación; en el caso de Atractor ERP, toda la información relativa a proyectos y obras, está disponible tanto desde Compras como desde Ventas, a fin de gestionar los datos a nivel de Facturación, Estadísticas, etc.

Para poder hacer un uso específico de Atractor para asistencia a la medida de las Empresas S.I.M., éstas tienen en la aplicación los campos de descripción de presupuesto, tipo de operación  (montaje, inspecciones, mantenimiento, reparaciones...) o nº de proyecto. El Proyecto está asociado al Presupuesto, con objeto, sobre todo, de establecer el enlace oportuno de cara a la posible generación de Órdenes de Trabajo y Suministros, las cuales engloban la información introducida en Presupuestos, normalmente creados utilizando la estructura en árbol con un desglose por capítulos y apartados de todos los aspectos incluidos (Mano de Obra y Servicios).

La Gestión de Proyectos es muy relevante dentro de  del sector SIM. Con la finalidad de integrar el control de todas las actividades implicadas en las instalaciones, esta gestión se realiza en base a dos razones fundamentales. La necesidad de "Coordinar tareas y operarios" y/o "Control de costes". Dicha gestión será vista desde las previsiones y los costes reales imputados al proyecto.

La planificación de proyectos nos permite definir las tareas y subtareas (fases) necesarias para la ejecución del mismo pudiendo diseñar un planning de las mismas, coordinándolas de forma lógica en el tiempo, es decir, el orden en que serán llevadas a cabo y el tiempo previsto de duración de cada una de ellas.

Desde el Programa de Puntos de Inspección (P.P.I.) se definen las distintas Tareas y Subtareas a realizar, con el objeto de que la persona encargada de su realización (Operario) pueda en función de los apartados definidos en éste, controlar y verificar paso a paso las Tareas que está realizando.